El Clúster de la Biomasa de Cataluña celebra la Asamblea General Extraordinaria

El miércoles 30 de octubre, tuvo lugar en el Recinto Mundet de Barcelona, ​​la Asamblea General Extraordinaria del Clúster de la Biomasa de Cataluña. El acto fue inaugurado por el Diputado Delegado de Movilidad, Espacios Naturales y Prevención de Incendios Forestales, Josep Tarin Canales.

A continuación, el Gerente del Clúster, Marc Cortina, presentó a los nuevos miembros de la Junta Directiva, y acto seguido, a las nuevas empresas asociadas: Hermanos Canyet y Xirgu, Beralmar, Natefi, Comercial Vallesana, FBS, Vanmader, WiseUp e Idària. Estas empresas se dieron a conocer a los demás asociados, explicando cuáles son sus aportaciones al clúster y qué expectativas tienen.

Posteriormente, se dio paso a una mesa redonda muy interesante sobre cómo impulsar la colaboración público-privada en proyectos de redes de calor y frío a partir de biomasa. Durante esta parte de la jornada, contamos con las ponencias de Josep Verdaguer, Marc Vives y Jordi Serra.

Abrió la mesa redonda, Josep Verdaguer, técnico del área de territorio y sostenibilidad de la Diputación de Barcelona, ​​hablando del gran potencial que tiene la biomasa para convertirse en uno de los sustitutos más óptimos de los combustibles fósiles para obtener energía térmica. Además, mostró a la audiencia proyectos que ya utilizan astilla forestal como fuente de energía en Cataluña, y que ya están en funcionamiento. Explicaba que, en todos los casos, se han obtenido muchos beneficios sociales, económicos y medioambientales; como la creación de puestos de trabajo, un gran ahorro económico a las Administraciones Públicas, una eficaz gestión forestal que reduce el riesgo de incendios y una notable reducción en las emisiones de CO2 a la atmósfera, entre otros.

Seguidamente, Marc Vives, técnico de Granollers Mercat, expuso el método de evaluación de redes de calor en polígonos industriales mediante la herramienta Thermos y, a continuación, el caso del proyecto EcoCongost. El ponente destacaba la gran ocupación del P.I. de Granollers y el excesivo uso que se hace del gas natural como fuente de energía térmica industrial, así como el desconocimiento por parte de las empresas de cuál es el porcentaje concreto de energía térmica que consumen durante el proceso industrial. Marc Vives ha visto en este polígono un gran potencial para la instalación de una red de calor alimentada con biomasa, la cual podría, incluso, convertirse en una estrategia de marketing.

Finalmente, Jordi Serra, ingeniero de la empresa ENGIE, puso el punto y final a la mesa explicando el éxito del proyecto de red de calor residencial en La Xantrea, Pamplona. El ponente comentaba que con este proyecto se pretende demostrar que es posible reducir las emisiones de CO2 notablemente de cara al 2030, si replicamos este modelo de red de calor residencial en otros núcleos urbanos.

La jornada terminó con una ronda de preguntas por parte de los asistentes, que llevó a debate temas de actualidad y propuestas concretas. Incasòl, por ejemplo, explicó que las áreas urbanas de nueva construcción o con planes de remodelación integral, serían zonas especialmente interesantes para la instalación de redes de calor de biomasa, ya que se optimiza al máximo los recursos.